Por una jornada de ocho horas un jornalero ganaba 90 pesos al día, debido a que se les cobraban distintas “prestaciones” como la comida y el transporte, aún cuando el sueldo inicial que se les ofreció era de 180 pesos; los 90 pesos que se les descontaba eran utilizados para darles de comer burritos, principalmente, y 20 pesos por trasladarlos de un lugar a otro.

Imagen ilustrativa. Foto: Especial
Ciudad de México, 29 de mayo (SinEmbargo).- Al menos 80 indígenas jornaleros de la región de Baborigame, en el municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, son buscados por la Secretaría del Trabajo, junto con otras dependencias, debido a que fueron retirados del rancho donde trabajaban desde hace un semana, reveló esté día el Diario de Juárez.
De acuerdo con información que trascendió en este diario, con el objetivo de atender un reporte de abuso laboral que habían recibido el 21 de mayo, el pasado lunes personal de la dependencia acudió al albergue para trabajadores temporales de Camargo, sin embargo, no halló a ninguno, y hasta el día de hoy, no han podido encontrarlos.
Camargo fue construido con recursos de la Secretaría de Desarrollo Social Federal y es administrado por el Municipio, por lo cual, el titular del área de Supervisión de la Secretaría del Trabajo, José Domínguez, decidió visitarlo un día después de la queja interpuesta por abuso laboral.
Por una jornada de ocho horas, se informó en este medio juarense, un jornalero ganaba 90 pesos al día, debido a que se les cobraban distintas “prestaciones”, como la comida y el transporte, cuando el sueldo inicial que se les ofreció era de 180 pesos.
El encargado de reclutar a estas personas fue puesto bajo aviso de la visita que tendrían, así que se llevó al grupo de trabajadores a otro lugar, que aún se desconoce, para evitar encontrarse con las autoridades.
José Domínguez aseveró que los “enganchadores”, nombre que se les da a aquellos que se dedican a contratar a los jornaleros, son muy difíciles de hallar.
Los 90 pesos que se les descontaba, narra el Diario de Juárez, era utilizados para darles de comer burritos, principalmente, y 20 pesos para que se transportaran.